martes, 3 de noviembre de 2015




Hay muchas propuestas que, aparentemente, se visten y se engalanan de hermosos trajes y vestimentas, pero sólo una, dejando de ser apariencia, es Verdadera. Saberla distinguir y aceptar es la razón de nuestro vivir en este mundo.

Entender que aceptarla no aparenta ser bueno, pues nos exige esfuerzo, renuncias, compromiso y constante lucha, nos puede servir para distinguirla, y diferenciarla de la cómoda, aparentemente atractiva y fácil.

Luego, habrá que fijarse que su entrada es angosta, estrecha y difícil de pasar, pero en ella, detrás, está el verdadero Camino, la Verdad y la Vida. En encuentro con Jesús es el camino de la puerta estrecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.