jueves, 5 de noviembre de 2015




Hoy, Jesús, nos dice que su Padre no se queda tranquilo cuando descubre que un hijo se le ha perdido. Y su amor por él le lleva a salir a buscarlo. Nuestro Padre Dios nos busca cada día de nuestra vida.

Ha enviado al Espíritu Santo para que, contando con nuestra libertad, nos ayude a encontrar el regreso a casa. Y camina, incluso en los peligros, con cada uno de esos hijos alejados y perdidos.

Y, el día que somos encontrados, porque hemos abierto nuestro corazón al Amor del Padre, y nos disponemos, en el Espíritu Santo, regresar, el Padre hace una fiesta en el Cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.