viernes, 6 de noviembre de 2015




Nadie nos preguntó si queríamos nacer. Pero una vez nacidos, nos ha gustado la vida y nos gustaría conservarla. Nadie, aunque lo esté pasando mal, quiere morirse.

Eso sí, desearía salir de la mala situación y mejorar. Pero seguir viviendo y mejorando la calidad de vida. Sin embargo, salir de la mala situación nos supone esfuerzo y acción. Hay que pensar y actuar con astucia y sagacidad.

Eso es lo que Jesús admira en ese administrador injusto. No su injusticia e infidelidad, sino su astucia y sagacidad. ¿Qué medidas tomamos nosotros para, en este tiempo que tenemos de nuestra vida terrenal, ganar la salvación eterna?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.