domingo, 22 de noviembre de 2015




Hoy, Jesús, nos habla de un mundo diferente. Un mundo donde reina la justicia, la verdad y el amor. Nada que ver con este mundo, que le rechaza y vive en la mentira.

Todos queremos seguirle, pero muchos se vuelven atrás atraídos por este mundo hipócrita y mentiroso. Queremos ser felices, pero no queremos esperar ni sufrir, sino pasar por la puerta ancha que lo acepta todo y lo pone fácil.

No es que el sufrimiento sea deseado, sino que la verdad supone más esfuerzo y renuncias que la mentira. Ser verdadero y justo exige esfuerzo, renuncias y sacrificios. Lo observamos en aquellos que se esfuerzan en conseguir algo. ¿No vale la pena el esfuerzo de seguir a Jesús?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.