jueves, 19 de noviembre de 2015



Si tú accedes a matar a inocentes en el vientre de sus madres, puedes preguntarte, ¿no soy yo también un terrorista? Y si tú te descubres que eso, en tu cultura y tu pueblo, lo ves como normal, ¿qué te diferencia de esos hombres y mujeres bombas?

Es posible que no comprendas cómo otros, los terroristas, ejecuten estos actos horribles. Te y nos parece incomprensible, ¿pero no lo estamos haciendo nosotros también en nuestros pueblos? ¿Puedes descubrir las diferencias?
                       
Y es que si no vives según la Verdad, sino según tu verdad, hay muchas cosas que entiendes mal. Y así suceden estas cosas horribles y trágicas. Nos matamos los unos a los otros de mucha formas. No sólo físicas, sino también espirituales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.