lunes, 7 de diciembre de 2015




Jesús hizo una pregunta a aquellos dos ciegos que le buscaron y acercándoseles le pidieron que les diera la vista. ¿Creen que lo puedo hacer? Ellos respondieron que si, y Jesús les prometió que sucediera tal y como ellos habían deseado.

Ahora, la pregunta es: ¿Qué pedimos nosotros y qué respondemos a la pregunta que nos hace Jesús? ¿Es nuestra fe lo suficientemente firme, fuerte y segura de qué Jesús nos puede dar lo que le pedimos? Porque sabemos que Jesús nos espera, nos escucha y está dispuesto a darnos, si confiamos en Él, lo que le pidamos.

Será, como sucedió con aquellos dos ciegos, la medida de nuestra fe la que moverá la Gracia y la Misericordia de Dios para, no sólo curarnos, sino salvarnos eternamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.