viernes, 22 de enero de 2016




Nadie podrá esconder el resultado de su vida. Mientras, aquí, en la tierra, podrás aparentar y vivir en las apariencias de parecer esto y ser lo otro. Pero, llegará un día en que todo emergerá y saldrá a la luz. Y se verá el auténtico y verdadero color de tu vida.

Esa capacidad de disponer de tu vida se llama libertad. Puedes incluso esclavizarla, como el que mete a un pajarillo campestre en una jaula, pero siempre, tu corazón, gritará por la libertad. Porque has sido creado para vivir en libertad.

La vida no es para vivirla deprisa, pero tampoco despacio. Es, simplemente, para ir al ritmo de los pasos que marca tu corazón y la velocidad de tu capacidad de amar. Cuando amas al ritmo de tus latidos encuentras el ritmo y los pasos de tu vida.
            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.