jueves, 21 de enero de 2016



La vida es el resumen de tus actos bondadosos y misericordiosos. Y todos los hombres se sienten orgullosos de las cosas buenas que han hecho, y se arrepiente o justifican de las malas. Incluso tratan de esconderlas.
              
De tal forma que, cuando hablan refiriéndose a uno, les gustaría que nombrasen sus buenas obras. Y eso descubre en nosotros que nos gustaría hacer cosas buenas, más que malas. Pero, muchas veces ocurre lo contrario, que sin querer hacer cosas malas, las hacemos.

Es, entonces, cuando experimentamos que no somos dueños de nosotros mismos, y que nos sentimos esclavos de nuestras pasiones, sentimientos, afectos y apetencias. Descubrimos la necesidad de ayuda y liberación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.