miércoles, 17 de febrero de 2016



A Jesús también se le pide garantías. Quieren un signo o señal como garantía para fiarse de su Palabra. Y Jesús se niega a dar más pruebas o señales. No se le dará otra señal que la de Jonás, porque así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del Hombre para esta generación.

Jesús nos habla de su Pasión, Muerte y Resurrección, y no hay señal más clara que esa. Muerto y Resucitado. No se puede pedir más. ¿O es que cada generación quiere unas pruebas y garantías de la Resurrección del Señor y de su Palabra?

La obra está consumada, y la Palabra del Señor da testimonio de su Obra y Vida. La fe es fiarse de esa Palabra, que nos salva, porque en Ella está contenida la salvación que espera y necesita el hombre. Porque dentro de cada hombre vive la semilla del Amor de Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.