lunes, 8 de febrero de 2016



Rechazar la Palabra de Dios no es cosa fácil. Los que lo hacen, la mayoría no sabe el por qué; otros lo rechazan porque su corazón está cogido por las cosas del mundo, y otros, quizás porque no han escuchado con tranquilidad su Palabra.

Si nos paramos a discernir, comprobamos que lo que dice Jesús es lo que, en lo más profundo de nuestro corazón, deseamos y buscamos. Lo que ocurre es que eso lo buscamos por donde nosotros entendemos y queremos, y no por el camino que Jesús nos señala.

Lo que no entendemos es como no nos damos cuenta de lo que nos ocurre, porque la experiencia nos dice que el camino del mundo es falso y tropezamos siempre con la misma piedra. No alcanzamos lo propuesto. Sólo Jesús tiene Palabra de Vida Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.