lunes, 18 de abril de 2016



Sólo hay un buen pastor, porque de dos sobraría uno. Posiblemente haya muchos que se disfrazan de buen pastor para mentir y engañar. Porque la verdad no está duplicada, sino que es simplemente una. Esa es la única puerta por donde hay que pasar para llegar y alcanzar el redil de la paz y la eternidad.

El camino tiene una puerta, y quien entra por esa puerta es el verdadero Señor. Jesús se identifica con la puerta para entrar al redil. Él es el buen Pastor, conoces a sus ovejas y ellas le conocen a Él. Todos los que buscan otra entrada son impostores y vienen cargados de falsas promesas y las ovejas no les reconocen.

En muchos momentos de nuestra vida queremos tomar atajos, entrar por puertas escondidas o pintar de mentira la verdad.  Y buscamos pintar al pastor que nos gustaría tener y que se acomode a nuestros gustos y maneras de vivir. Simplemente, no escuchamos al Verdadero Pastor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.