domingo, 26 de junio de 2016



Cuando hay diferencias e intereses diferentes entre los hombres, se producen luchas para conseguir estar por encima unos de los otros. Todos quieren imponer su ley, sus ideas, sus intereses, y en esas luchas se enciende la tensión y nace el odio y la guerra.

Y vencidos unos, los otros se reafirman en el poder. Entonces, en los vencidos, nace el deseo de odio y venganza que les lleva a armarse con armas que matan. Luego, se rompe la paz y nace la guerra, que lleva al hombre a continuos enfrentamientos y luchas. 

Y sólo cuando, quizás vencido y agotado, experimenta que es el amor la única arma que pueda encender la llama del amor, se le hace tarde aplicarla y vivirla. Por eso, busquemos al único y verdadero Amor que sale a nuestro encuentro y, precisamente, por Amor, ha venido a salvarlo. En Él está nuestra esperanza de salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.