martes, 14 de junio de 2016



La prueba del algodón se realiza cuando te enfrentas al perdón al enemigo. No hay otra prueba superior. Si no eres capaz de perdonar, estás matando, porque quien no perdona, mata. El perdón busca encender el amor y la misericordia. Quien llega a amar será capaz también de perdonar.

El mundo anda mal precisamente porque falta mucho perdón. Y sólo se perdona cuando tú experimentas necesidad también de ser perdonado. Porque sólo aquel que ha padecido sed puede comprender a quien la padece y compadecerse ayudándole a saciarla.

Entiendes que la única solución del mundo es el perdón. Quien perdona, ama. Y en la medida que mucho ama, mucho se le perdona. Por lo tanto, la solución es el perdón, porque perdonar supone amar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.