jueves, 25 de agosto de 2016



Uno de los objetivos de los hombres y mujeres de este mundo es buscar seguridades. Nos da miedo casi todo y buscamos quienes nos protejan. La vida es cada día más insegura y nacemos ya con pólizas de seguro incluidas. Incluso, nacer ya reclama su propio seguro, porque muchos quieren establecer un derecho para matar.

Ante este panorama, ¿qué hacer? La cuestión es que la vida nos plantea este problema, pero tampoco nos lo resuelve. Además, no sabemos la hora ni el momento de lo que nos puede ocurrir. Desde robos, ataques, tragedias, accidentes u otras cosas.

En esta situación, Jesús nos ofrece la salvación y nos garantiza la vida. Sólo nos pide que tratemos de responder al amor y que seamos constantes en servir y hacer el bien. Se trata de ser fiel y permanecer en ese servicio y en esa actitud de amar, para que cuando llegue el amo de la Casa nos sorprenda actuando de esa forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.