miércoles, 21 de septiembre de 2016



Hemos recibidos unos talentos que se hacen visible en la vida de cada uno. Conocemos, y la experiencia lo avala, que muchas personas con iguales oportunidades y estudios tienen diferente rendimientos. Las capacidades son dones recibidos y eso sólo Dios lo sabe.

La elección de Mateo, el apóstol, y otros muchos son un misterio. Sólo Jesús sabía el por qué de su elección y en ese momento histórico. Lo verdaderamente importante es responder a esa llamada. Y el ejemplo es claro e ineludible, María, la Madre de Dios.

María, desde el primer momento supo estar a la altura y responder a la elección de Dios. Ella es ejemplo y modelo de respuesta y compromiso. Sería un paso hacia delante meditar y reflexionar que quiere Dios de nosotros, porque también nosotros hemos sido elegidos. Pues estamos en el mundo y vivimos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.