miércoles, 23 de noviembre de 2016

La vida de un cristiano fiel a su compromiso de Bautismo es vida de cruz. Es cruz porque como Jesús su vida descubre la verdad y la justicia, y siembra la paz, y el mundo piensa de forma contraria. Busca la mentira y el éxito para ser más que los otros y ganar el mundo.
                  
Ser seguidor de Jesús exige vivir en la verdad, y el mundo en el que vivimos vive en la mentira y el engaño, hasta el punto de matar por ser yo más que tú. Y cuando se desea ser más que el otro, se envidia, de odia y se mata. Así ocurrió con Caín que mata a su hermano Abel.

Tratemos de vivir injertados en el Espíritu Santo para poder vencer al mundo y vivir en la verdad aceptando la cruz que nos toque vivir en nuestra vida. Una cruz que nos llevará a la única y verdadera Cruz, la Cruz liberadora del Redentor, nuestro Señor Jesús.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.