domingo, 6 de noviembre de 2016

Nadie sabe qué pasará en el otro mundo. Nadie lo sabe porque quien llega a allí no puede salir para venir aquí a contárnoslo. También nosotros no tenemos capacidad para poder, ni siquiera imaginar, como sería nuestra vida en aquel lugar. El Poder de Dios es Infinito y puede hacer lo que quiera.

Pero, resulta, que lo que Dios quiere es darnos su felicidad y compartirla con nosotros. Nos ha creado para eso y nos lo promete siempre y cuando seamos capaces de cumplir su Voluntad. Es absurdo y disparatado pensar que el otro mundo, el mundo del Cielo es una continuidad de este. Eso sólo Dios lo sabe.

Tengamos fe en el Señor y demos crédito a su Palabra. Porque Él tiene Palabra de Vida Eterna y todo se cumple en Él. Por lo tanto, cumplirá su Palabra de resucitarnos como nos ha prometido siempre y cuando seamos capaces de cumplir su Voluntad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.