martes, 27 de diciembre de 2016

Hoy, Pedro y Juan descubren que Jesús no hablaba de broma. Empiezan a entender que significaba aquello de edificar el templo en tres días. Y lo de resucitar al tercer día. Los interrogantes empiezan a encajar y todo parece un sueño.

De momento, lo que descubren asombrados y gozosos es que Jesús Vive. ¡Ha resucitado! Y eso cambia sus vidas. Sus testimonios nos lo dicen. Lo dan todo hasta sus vidas de este mundo para ganar la verdadera vida, la Eterna.

Y nosotros creemos apoyados en sus testimonios. Ellos han visto a Jesús Resucitado, y han comprobado que el sepulcro estaba vacío. Se ha cumplido lo que Jesús les dijo, y nosotros también creemos en lo que ellos han visto. Ese es el fundamento de nuestra fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.