viernes, 28 de febrero de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

El amor evoluciona y pasa de unas etapas a otras. No siempre mantiene los mismos sentimientos y afectos. Maduran y se gastan unos para pasar a otros aspectos del amor. Pero lo que permanece es el compromiso. La libertad deja de ser libertad cuando no responde a un compromiso, porque libertad sin compromiso es libertinaje.

El amor es un compromiso desde la libertad que busca el bien de la persona amada. Así, nuestro Padre Dios ha hecho una Alianza con su Iglesia y en esa Iglesia estamos todos, porque todos somos llamados a vivir en la presencia y en alianza con Dios, nuestro Padre.

El amor de los cónyuges cuando nace del compromiso y de la verdad no termina nunca, se transforma y evoluciona, pero siempre es amor que une y nunca separa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.