sábado, 1 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Caminas tan deprisa que pierdes el sentido de tu destino. Necesitas un descanso para poner tus ideas en orden. ¿Qué buscas? ¿A dónde vas? ¿De dónde has partido? Esas preguntas exigen pararte y reflexionar. Quién no reflexiona se muere en el olvido de no conocerse, no saber su procedencia y menos su destino. El ayer lo necesitamos para construir el hoy.

Descubre la importancia de buscar un espacio de silencio, tanto exterior como  interior, y de experimentar que, esa aparente pérdida de tiempo, es la ganancia más valiosa que tienes hoy y siempre. El primer paso para encontrar el camino que te lleve a tu destino es descubrir de donde viene, pues así puedes descubrir a donde debes ir.

Porque tanto tú cómo yo tenemos un destino igual, pues tú y yo buscamos lo mismo: felicidad, eternidad y amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.