domingo, 23 de febrero de 2014

LA NOCHE, UN PENSAMIENTO PARA PENSAR

De repente, un simple dolor de muelas te despierta de tu suficiencia y te recuerda que eres simplemente un hombre. Un hombre sometido al deterioro, a la enfermedad y al dolor. No eres perfecto, pero tu camino se dirige a la perfección. Para ello tendrás que morir para resucitar de forma gloriosa por la Gracia de Dios.

El dolor y la enfermedad te ayudan a descubrir que has nacido para recorrer un camino de perfección y que lo corrupto y material te abandonará para dar paso a lo eterno y glorioso que permanecerá eternamente por la Misericordia y la Gracia de Dios.

Por tanto, aprovecha, y no rechaces, el camino abrupto, doloroso y sacrificado porque en Él encontrarás la señal de tu destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.