miércoles, 26 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Delante de los demás nos mostramos más responsables y dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos. Sin darnos cuenta aparentamos lo que a veces no somos, pues en la intimidad, cuando estamos solos, solemos ser menos responsables y más propensos a no hacer las cosas con el mismo entusiasmo. Experimentamos una vez más que el grupo, la comunidad o los otros, su sola presencia, nos ayudan a mejorar y a exigirnos. 

El compromiso, diríamos, nace entre los demás y por eso es bueno estar juntos y tener momentos de comunicación y convivencia. Sin embargo, lo importante es saber que Dios siempre está contigo y te ve en la intimidad más profunda de tu alma. Él realmente es tu público y a Él debes dedicar todo tu empeño y atención.

Siempre, siempre, aún cuando estés en la intimidad y completamente solo, compórtate como si estuvieras rodeado de muchos, porque Dios está allí donde tú estás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.