viernes, 28 de marzo de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Cuando nos descubrimos hombres de bien nos resulta difícil encontrarnos alguna mancha, experimentamos suficiencia y capacitados para excluirnos de los que están sucios y manchados. Olvidamos nuestro egoísmo, nuestra pereza, nuestras maneras diferentes de pensar o de ver las cosas. No creemos en posesión de la verdad o que estamos más cerca que otros.

Sale nuestra actitud farisaica e hipócrita escondida en nuestras pasiones y apegos. Nadie escapa a su pobre humanidad pecadora sino que la esconde y la cubre de apariencias y mentiras. Entonces no somos gratos a los ojos de Dios porque cambiamos la verdad por la mentira. Nos hacemos esclavos, pues si la Verdad nos hace libre, la mentira nos esclaviza y encadena.

Dios te libera en la medida que tú te dejes liberar. Para eso te ha hecho libre y necesita que le abras tu corazón para romper las cadenas que te aprisionan y esclavizan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.