domingo, 27 de abril de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Me cuesta desnudar mi verdad delante de los demás, y me escondo en la noche de mi alma y de mis seguridades. No me atrevo a compartir ni a vaciar mi corazón delante de otros y te busco en el silencio de la noche. ¿No seré yo también un Nicodemo de este tiempo?

Porque si no me atrevo a confesarte delante de otros quizás sea porque oculto algo, tengo miedos o no quiero comprometerme. Me resisto a dejarme bañar por esa Agua y Espíritu que me hacen nacer de nuevo, y aunque me haya bañado, le cierro las puertas de mi corazón.

El efecto del Bautismo es renacer a una vida nueva. Una vida movida por el Espíritu que sopla donde quiere y, abandonado en sus Manos, sigo sus indicaciones y llamadas. Dame Señor la Gracia de dejarme mover por Él.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.