lunes, 28 de abril de 2014

LA NOCHE, UN BUEN MOMENTO PARA PENSAR

Buscas y no encuentras. Llamas y no te abren. Los pensamientos no fluyen en tu cerebro. Hay quietud y parece que nada se mueve. De repente, algo se agita y desprende olor a sentencia, a frase arrancada de lo más profundo del corazón. Simplemente aceptar tu condición limitada te hace sencillo y humilde.

Y es entonces cuando tu corazón despierta y se enciende tu mente. Llega la Luz que alumbra el camino cuando el sendero está bañado con la sencillez de la humildad y la aceptación de hijo de Dios. Nace la verdad cuando abandonas el hacer lo que yo quiero para hacer lo que Dios quiere.

No hay otra verdad sino la de Dios, y esta te llega cuando abres tu corazón y te humillas delante de tu Señor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.