lunes, 21 de julio de 2014

SOBRE LA RESURRECCIÓN



Vivir para morir es la tristeza y la tragedia más grande del hombre. Vivimos engañados sin pensar que un día tenderemos que morir, porque de no ser así no resistiríamos el camino de la vida. Sin embargo, el hombre es el ser vivo más idiota cuando se empeña en despreciar el tesoro más grande al que está invitado: Vivir eternamente.

Jesús ha Resucitado. Ese es el fundamento de nuestra fe, la de los cristianos. Jesús Vive, no porque lo digamos los cristianos, sino porque lo testimonian María Magdalena, los apóstoles y muchos más que lo vieron. Y porque nadie puede, a pesar de que no lo crea, demostrar que no ha sido así.

Jesús Vive y está entre nosotros. Y su promesa nos garantiza, porque sólo Él tiene Palabra de Vida Eterna, que resucitaremos con Él para Vivir en gozo y plenitud eternamente en su presencia. Así, y por eso, ¿la Vida es hermosa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.