martes, 5 de agosto de 2014



Cada vez me asombra más el observar la ceguera de este mundo. ¿Cómo es posible esperar de forma resignada e indiferente la muerte? ¿Es qué no hay una oferta mejor? ¿Cómo se puede gastar tantos esfuerzos y cuidados en cosas perecederas y que nunca llenan plenamente?

Cuesta aceptar que haya muchas personas que no se cuestionen responder a esta pregunta de vida eterna, porque hay una Persona que la ofrece por Amor y gratuitamente. Supongo, de ahí mi asombro, que lo menos que se puede hacer es buscar y conocer esa propuesta.

Porque el deseo más fuerte de toda persona es alcanzar la felicidad eterna, sólo que muchos no lo creen y, lo peor, se venden por basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.