domingo, 10 de agosto de 2014



No hay mayor esperanza que saber que la muerte no tiene la última palabra, sino que es el fin del paso de este mundo para pasar al otro. Pero todavía es mucho más esperanzador experimentar que ese paso de la muerte a la vida ya ha sido consumado por Jesús, el Hijo de Dios hecho Hombre.

Esa experiencia vivida y revelada a los hombres cambia radicalmente toda esperanza, pues la muerte se convierte en un paso, Pasión, de la muerte, valga la redundancia, a la vida. Nada hay que temer, pues esperamos y creemos que la mayor gloria del hombre es la muerte, pues es la puerta que nos abre el camino para encontrarnos con nuestro Padre Dios.

Realmente, no hay mayor Tesoro que vivir en esa esperanza, A partir de ella, los cristianos no podemos vivir más con caras tristes. Debemos tener cara de resucitados, demostrar al mundo nuestra alegría porque Jesús Vive y ha vencido a la muerte..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.