lunes, 18 de agosto de 2014





Hay que morir, y eso significa que el camino no está en conseguir tesoros aquí abajo, sino, valiéndose de ellos atesorar otro Tesoro que se conoce con el nombre de “Amor”. Un Tesoro que consiste en darse y dar, compartiendo lo que se tiene y aliviando el sufrimiento de otros.

Porque al darte está dejándote morir a tus egoísmos para ofrecerte al bien necesario, no superfluo, de los demás. Y el premio es la Vida Eterna.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.