domingo, 21 de septiembre de 2014



Es posible que haya muchas cosas en tu vida que tendrás que esconder. Sin embargo, también sabes que llegará la hora de que tengan que salir a la luz. ¿No es mejor sacarlas de forma digna y humilde, e incluso pedir perdón, antes que te dejen en mal lugar?

Sabemos por experiencia que no es fácil, porque humillarte y pedir perdón es lo más que nos cuesta. Pero sabemos que si queremos amar, lo primero que tenemos que hacer es perdonar y aceptar ser perdonado.

Es lo que Jesús nos pide, amar al prójimo, que supone perdonarlo y servirle, para luego poder manifestarle nuestro amor a Él. Porque lo uno sin lo otro no da luz ni alumbra a otros el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.