miércoles, 29 de octubre de 2014



A lo largo de nuestra vida recibimos tentaciones de tomar un nuevo rumbo. En muchos momentos concluimos que el lugar donde nos encontramos es el resultado de nuestro destino. Será hermoso llegar al final del camino firmes en la fe y en el seguimiento al Señor.

Porque eso probará nuestra fidelidad y confianza puesta en Él. Y será el mejor premio a la perseverancia de buscar como resultado final de nuestra vida el camino estrecho que lleva a la salvación.

Porque sólo, al final de nuestra vida, seremos juzgados del amor que hemos, tanto dado como también saber recibirlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.