martes, 23 de diciembre de 2014



La vida tiene momentos duros, y, a pesar de ser hermoso vivir no tiene sentido saber que todo acabará un día. Su hermosura se viene abajo cuando piensas que caminas para atrás y llegará un día en que todo termina. 

Experimentas rebeldía y no te resignas a entender que la vida sea simplemente eso. Un tiempo de gozo y más de sufrimientos. Por eso, la promesa de Dios, que mañana celebramos, nos llena de gozo y alegría, porque con el Niño Dios que nace, la vida recobra todo su sentido.

Vivimos para vivir, y una vida en abundancia y eterna. Eso significa Navidad, y mañana lo celebramos.

FELIZ NAVIDAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.