miércoles, 7 de enero de 2015



Cuando alguien padece necesidades, a otro le sobra o tiene para, compartiéndolas, remediarse los dos. Ocurre que no queremos compartir, o compartimos de lo que nos sobra después de quedarnos nosotros bien satisfechos.

Por eso hay problemas en el mundo. Mientras unos tienen tanto, otros apenas tienen lo necesario, y muchos no tienen ni que comer. Si nuestros cinco panes y dos peces los compartiéramos con los que no tienen, el mundo respiraría mejor.

No se trata, aunque las hay, de malas cabezas, sino de que el mundo se lo quieren tragar unos cuantos sin tener en cuenta a los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.