sábado, 10 de enero de 2015



Es cuestión de sentarse y pensar. No estamos en este mundo por arte de magia, ni existe el mundo porque se hizo a sí mismo. En todo caso, sería el mundo la inteligencia superior, porque el mundo guarda una lógica y sentido común perfecto.

Sólo la majestuosidad y perfección del espacio, donde las estrellas guardan un equilibrio gravitatorio hablan del poder del Creador. Un poder inteligente. Es claro, pues, que hubo un principio, y ese principio rige el mundo. Y el hombre, criatura superior a todo lo que existe, experimenta deseos de felicidad, de eternidad y de amor.

Y Jesús, el Hijo de Dios, nos revela que su Padre lo ha creado, y responde a las expectativas que el hombre busca y desea. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.