domingo, 11 de enero de 2015



La vida, aparentemente larga, se nos hace corta. Vemos a las personas mayores y pensamos que estamos muy lejos de experimentarnos mayores. Sin darnos cuenta la vida pasa más deprisa que lo que pensamos y pronto nos encontramos nosotros en esas mismas circunstancias.

Posiblemente, esa sea la cercanía del Reino de Dios. Nos separa muy poco y estamos ya salvados. El Bautismo de Jesús en el Jordán marca la hora y el comienzo de nuestra salvación. El Reino de Dios se hace presente y está entre nosotros.

Lo tenemos a un paso. Puede ser en cualquier momento. El Reino de Dios está más cerca de lo que pensamos, y en Jesús se hace presente a cada instante. No lo dejes escapar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.