martes, 17 de febrero de 2015



En este mundo no se pierde nada, aunque aparentemente resulte que se ha perdido. Sólo importa la vida, y la vida no es cuestión de tener o no tener, sino de amar o no amar.

A veces el tiempo más aparentemente perdido es el tiempo mejor empleado, porque en la medida que tu amor perdone, tú también serás perdonado.

No es cuestión, entonces, de tener, de ganar o de ser un hombre de éxito. Se trata simplemente de amar y de ser un hombre justo y honesto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.