lunes, 16 de febrero de 2015



Nuestros oídos y nuestros ojos son las ventanas por las que entran el conocimiento y las ideas de todo aquello que nos rodea, así como las sensaciones, los colores, gestos y maravillas que encierran el mundo que nos rodea.


Ellos nos influye, pero el peligro está en que nos haga bien o mal. Dependerá de nuestra escucha y formación para saber discernir lo bueno de lo malo. El peligro es inminente y difícil de delucidar. Saber que nos conviene se convierte en algo muy importante y decisivo.

De ahí que estar bien rodeado es cosa muy valiosa. Hay levaduras buenas, pero existen otras malas. Dejar entrar la buena es vital para la salvación de nuestra vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.