domingo, 15 de febrero de 2015



Hay muchas cosas que nos obligan a actuar de una manera. Igual descubrimos que debemos hacer otra, pero nuestra esclavitud nos obliga a hacer la que deseamos. En cierto aspecto actuamos como los animales. Ellos por instintos, nosotros por apegos y apetencias insalvables en muchos momentos.

Necesitamos liberarnos, pero ante debemos descubrir nuestra esclavitud y buscar la sanación. Creo que fue lo que hizo el leproso buscando a Jesús. Claro, la ventaja que él sabía que tenía lepra, y nosotros, quizás, no la hemos descubierto.


Hagamos el esfuerzo de mirarnos detenidamente y pedir luz y sabiduría para, descubriendo nuestras lepras del siglo XXI, buscar en Jesús la sanación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.