martes, 10 de febrero de 2015

Hay muchas señales que nos hablan de Dios y nos invita a convertirnos. Son los menos aquellos que pueden decir que no han oído hablar de Dios. Pero ocurre que ese mensaje nos pide un cambio. Un cambio de vida en el rumbo de nuestra vida. Sin embargo, no nos movemos. 

Nos gusta quedarnos en donde estamos. O, al menos, nos cuesta levantarnos y caminar por caminos desconocidos y aparentemente inseguros. La tierra prometida habla de promesa, y la promesa describe un camino con sombras, oscuridades, pero en busca de la Luz.

La Luz permanece encendida y alumbrándote, pero necesita que tú abras los ojos y empieces a ver. Ese será el momento que empieces a caminar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.