miércoles, 25 de marzo de 2015



Para Dios no hay nada imposible, pero tú tienes tus dudas de que eso sea así. No te das cuenta que tu forma de pensar y de ver no es la misma de Dios.

Tu mundo y el mío son diferentes. Es un mundo de espacio y tiempo, donde las cosas se explican, y todo lo visible tiene su explicación. El de Dios es diferente, porque Él está por encima de todo esto. No lo entendemos.

Sin embargo, sabemos que está ahí, porque nosotros somos producto de su Amor. Si no fuera así seguramente no existiríamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.