sábado, 18 de abril de 2015


Advertimos, quizás un poco tarde, que lo que perdura no es lo material, sino lo espiritual. ¿Cómo no nos damos cuenta antes? Porque pasamos mucho tiempo afanado por las cosas de aquí abajo, y dejamos escapar las de arriba.

Y nos cansamos de experimentar repetida veces la misma historia, pero no nos decidimos a dar el paso. En los afanes de este mundo no encontramos la Vida sino la muerte.

Sería bueno pararnos y reflexionar seriamente. El sentido de esta vida pierde su sentido, valga la redundancia, cuando vendamos nuestros ojos con las cosas caducas de este mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.