lunes, 13 de abril de 2015



Hay mucha gente que se resiste. Oyen hablar de testimonios y de testigos que les transmiten la Palabra de Dios, pero quieren ver a sus madres vivas. Se resisten como Tomás. Y está por ver si viendo a sus madres se abren al Espíritu Santo.

Dios, enviando a su Hijo, dejó suficiente signos y señales de su Obra. Y en Él nos ha revelado su Plan. Nos considera hijos y, por los méritos de su Hijo Único, nos acepta y nos perdona ofreciéndonos la salvación eterna.

Somos dichosos, palabras de Jesús, cuando creemos sin haberle visto, solo por el testimonio de los discípulos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.