viernes, 29 de mayo de 2015



La lógica humana prima la fuerza y el poder. La democracia no es sino una fuerza de poder a través del voto. Un voto que muchas veces es comprado, sobornado o pedido en recompensa de favores.

Se coarta la libertad y se encarcela bajo la apariencia de democracia y se impone el poder. Una sociedad apoyada en esa aparente y falsa democracia termina en lucha y enfrentamientos, cuando no en muerte.

La verdadera libertad es la que se apoya en la verdad y la justicia. Una verdad y justicia que nace del amor fraterno en dar a cada uno lo que necesita para vivir en dignidad, justicia y verdad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.