viernes, 22 de mayo de 2015



Puesto a reflexionar descubrimos que vamos detrás de algo. Quizás un viaje, una lotería, un premio, un trofeo, los hijos, nietos…etc. Hay un motor que nos impulsa a vivir y caminar hacia delante.

Eso que perseguimos es la felicidad, porque en ellas ponemos nuestra ilusión y deseos de vivir. Pero también descubrimos que esa felicidad no es la que nos llena plenamente. Y nos desencantamos, pero no nos queda más remedio que seguir…


Hay un camino verdadero que sí que nos lleva a la auténtica felicidad. Ese Camino empieza en Jesús y termina en Él para luego eternizarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.