lunes, 22 de junio de 2015



Con y por amor puedes dar riendas sueltas a tu lengua, y romper el silencio, porque cuando hablas movido por el amor, tus intenciones son buenas y dejan siempre en buen lugar, o disculpas con generosa misericordia.

Ahora, lo difícil es moverte por amor, porque amar exige renuncia, privarte y esperar hasta el extremo de no ser correspondido. Porque buscar la correspondencia anula el verdadero amor.

En ese sentido nunca seríamos amados por nuestro Padre Dios, porque nunca podríamos corresponderle. Y la realidad nos demuestra que nos ama sin condiciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.