martes, 2 de junio de 2015




Muchas veces justificamos nuestros actos alegando injusticias, pero, ¿acaso somos nosotros quienes decidimos lo que es justo?

Decimos que esto no es justo para justificar que lo que hacemos es justo. Pero puesto en lugar del otro posiblemente cambiamos de parecer.

En todo caso, aquellos fariseos querían enfrentar a Jesús con los romanos, o con el pueblo, pero al parecer salieron trasquilados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.