lunes, 15 de junio de 2015



Puede ser que te sientas satisfecho con la venganza, pero en lo más profundo de tu corazón hay un sentimiento negativo y de intranquilidad. Tu conciencia te dice que no está bien lo que has hecho.

Te sientes pagado como quien cobra una deuda, pero dejas la puerta abierta del odio y de la venganza en el que ha sufrido tu agresividad vengadora.

Y ese deseo de contrarrestar tu respuesta agresiva se alimentará hasta que llegue el momento oportuno de que tú puedas hacer lo mismo. Satisfacer tu deseo de venganza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.