sábado, 13 de junio de 2015




Te gustaría un Dios que está de acuerdo con tus ideas e intereses. Te gustaría un Dios que no te exige ni te molesta. Un Dios que dice amén a todo lo que tú decides y piensas.

Pero ese no es el Dios que nos reveló Jesús, su Hijo. El Dios que Él nos descubrió es un Dios comprometido con el hombre por amor. Un Dios que nos habla de un Reino de verdad, de justicia y de paz. 

El Dios que le ha Resucitado es un Dios que nos ama y le ha enviado para enseñarnos la locura de su amor y la invitación a salvarnos. Jesús cumpliendo su Voluntad entrega su Vida para nuestro rescate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.