miércoles, 22 de julio de 2015




Hay mucha gente pasándolo mal. En los mejores casos, la mayor parte de sus vidas son fatigas y problemas, y cuando se dan cuenta se le va la vida rápidamente.

No están excluidos de esto incluso los que lo pasan bien. Está sujetos a la enfermedad y a las pasiones que los enfrentan. La paz no está en el poder ni las riquezas.

Por eso, el hombre sostiene la esperanza de otra vida. Otra vida que le dé sentido a esta. Y esa esperanza pasa por la Resurrección, Jesús nos lo revela precisamente en su propia Resurrección. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.