viernes, 21 de agosto de 2015



Cuando amas respetas los derechos de los demás, pero también es amar exigirle sus deberes. Porque cuando amas buscas el bien integral de la persona, y ahí entran los derechos y deberes.

Porque nunca podrás amar si tú, primero, no cumples con tus obligaciones. Exigir requiere cumplir primero tus deberes.

Y, cumplido tus deberes, puedes exigir que respeten tus derechos tal y como tú respetas a los de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu pensamiento es una búsqueda más, y puede ayudarnos a encontrarnos y a encontrar nuestro verdadero camino.